Amoxicilina y Acido Clavulánico

La amoxicilina y el ácido Clavulánico son por separado, medicamentos muy usados y bastante comunes para combatir diferentes tipos de infecciones causadas por bacterias. Sin embargo, muchas personas desconocen que estos dos compuestos pueden usarse de manera conjunta para tratar un espectro más amplio de infecciones causadas por bacterias.

Estos medicamentos pueden ser peligrosos si se combinan en dosis elevadas o cuando se presentan síntomas de enfermedades que no pueden ser tratadas con estos medicamentos.

Son usados para tratas todo tipo de infecciones y funcionan deteniendo el crecimiento de las bacterias y actuando sobre los inhibidores de beta-lactamasa que ayuda a que las mismas bacterias no destruyan la amoxicilina.

la amoxicilina y ácido Clavulánico

¿Por qué no consumir antibióticos si no se está seguro?

Medicamentos como la amoxicilina y el ácido clavulánico no hace efecto sobre enfermedades comunes como los resfríos, la gripe y otras infecciones virales de corto alcance. El uso de estos medicamentos en estos casos puede a futuro traer complicaciones a la hora de combatir infecciones que son débiles contra la amoxicilina. Esto debido a que cuando se toman antibióticos, el cuerpo naturalmente construye defensas más fuertes para evitar los efectos antibióticos.

Ese aumento en la tolerancia de los antibióticos puede dificultar el tratamiento de infecciones que pueden hacerse resistentes con antibiótico.

¿Para qué condiciones y enfermedades se prescribe Amoxicilina y ácido Clavulánico?

La amoxicilina es bien conocida por ser un compuesto semi sintético de la familia de la penicilina, lo cual lo convierte en un poderoso antibiótico usado para infecciones comunes causadas por bacterias en odios, pulmones, senos, piel y vías urinarias. Funciona desde la raíz del palabra, deteniendo inmediata y efectivamente el crecimiento de las bacterias.

Por otro lado, el ácido Clavulánico se usa en conjunto con la amoxicilina porque es un medicamento que actúa como inhibidor de beta-lactamasa y funciona evitando que las mismas bacterias destruyan la amoxicilina que consumes para eliminarlas.

Este medicamento puede venir en varias presentaciones, entre las cuales tenemos tabletas, tabletas masticables y hasta tabletas de libración lenta o acción prolongada. También hay una suspensión o presentación liquida para su toma oral, aunque es poco común.

¿Qué otros usos se le da a este medicamento?

Este medicamento no se limita exclusivamente a tratar infecciones y ofrecer protección a la amoxicilina para no ser destruida. También puede usarse para tratar enfermedades de transmisión sexual, aunque debe visitar a su médico para saber acerca de los riesgos que este medicamento puede tener en tu cuerpo.

Tiene muchos usos, aunque el responsable de dictaminar si lo puedes usar o no y también las dosis del mismo es tu doctor.

Usos de la Amoxicilina y Acido Clavulánico

En adolescentes y niños se usa para:

  • Infeccion bacteriana por cepas resistentes a amoxicilina productoras de b-lactamasas.
  • Sinusitis bacteriana aguda.
  • Otitis media aguda
  • Amigdalitis
  • Exacerbación aguda de bronquitis crónica.
  • Neumonía adquirida en la comunidad.
  • Cistitis
  • Pielonefritis de piel y tejidos blancos.
  • Celulitis
  • Mordeduras de animales.
  • Abscesos dentales severos con celulitis extendida de huesos y articulaciones.
  • Osteomielitis
  • Aborto séptico
  • Sepsis pélvica o puerperal
  • Sepsis intra-abdominal
  • Infección grave de oído, nariz, garganta.
  • Mastoiditis
  • Periamigdalina
  • Epiglotitis
  • Sinusitis acompañada por síntomas sistémicos graves.
  • Infección genital femenina, intra-abdominal, peritonitis, septicemia y profilaxis.

Precauciones de uso

La amoxicilina y ácido Clavulánico debes asegurarte de cumplir los siguientes pasos, de manera tal que asegures la seguridad en su toma:

  • Acuda y pregunte a su doctor o farmacéutico si puedes ser alérgico a la amoxicilina o al acido Clavulánico. Con un pequeño examen bastará para saberlo y sabrás si eres alérgico a sustancias parecidas.
  • Pregúntele a su doctor o farmacéutico que tipo de medicamentos estás tomando, no importa si son vitaminas, suplementos o tratamientos a otras enfermedades.
  • Debes tener en consideración y alejarte de estos medicamentos si has tenido enfermedades del riñón, hígado, alergias, asma, fiebre del heno, urticarias o mononucleosis.
  • Debe tener en cuenta que estos medicamentos pueden aumentar las posibilidades de embarazo, ya que si se usa en conjunto con métodos anticonceptivos orales, su efecto se ve reducido. Las píldoras anticonceptivas pierden eficacia y por eso debes usar otra forma de protección contra el embarazo y enfermedades de transmisión sexual.
  • Ambos medicamentos puede ser secretados durante el amamantado. Si queda embaraza o sospecha si esta embarazadas, visite al médico lo más rápido que pueda.

Dieta especial para tomar este medicamento

Ambos medicamentos no necesitan de una dieta especial para ser absorbidos y tampoco hay alimentos o bebidas que entorpezcan, impidan  o frenen la absorción del mismo por el organismo.

Debe tener una dieta sana y equilibrada para gozar de una salud general mucho mejor. Igualmente deberías preguntar a tu doctor o nutricionista en caso de que tengas que seguir algunos alimentos en específicos.

Dosis de amoxicilina y ácido Clavulánico

En niños:

  • Estos medicamentos deben ser usados en conjunto solo en niños de entre 5 y 7 años. Estos tomarán 2,5ml cada 12 horas por entre 7 y 10 días de tratamiento en total. Los niños menores a 5 años de edad tendrán que tener una dosificación de acuerdo a su peso corporal  o 25mg/kg/día con base en la amoxicilina en dosis divididas cada 12 horas.

En adultos:

  • En los adultos, estos medicamentos deben ser usados en cantidades inferiores a 500mg. De entre 125  a 500mg de estos medicamentos es suficiente solo 1-2 veces al día.

Donde y como guardar la amoxicilina y  el ácido Clavulánico

Al igual que otros medicamentos, solamente se aconseja guardarlo y almacenarlo en su propio envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. La temperatura donde se guarde debe será ambiente y no puede ser expuesto al calor excesivo o la humedad.

Si es la presentación liquida o suspensión oral, se recomienda guardarlo en la nevera o refrigerador.

No debes congelarlo y botarlo en caso de que haya estado más de 10 días sin usar.

¿Qué debo hacer en caso de intoxicación o sobredosis?

Los niños son los más factibles a esos eventos, su curiosidad hacen que vean y prueben todo, por esa razón deber mantener los envases bien cerrados y fuera del alcance de los niños.

En caso de consumir muchas pastillas o presentar síntomas adversos, esto es lo que debes hacer:

En caso de sobredosis debes llamar al centro de ayuda de tu país más cercano, puede ser una línea de emergencia, médica o de envenenamiento. Puedes encontrar información de utilidad en https://www.poisonhelp.org/help, si tiene dificultad para respirar, desmayo o convulsión llamar a emergencias al 911.

Síntomas de sobredosis:

  • Dolor de estomago
  • Vomito
  • Diarrea
  • Hiperactividad
  • Sarpullido
  • Somnolencia

Más información de utilidad acerca de la amoxicilina y ácido Clavulánico

Antes de iniciar un tratamiento con este medicamento, es necesario que te realices todas las pruebas médicas para asegurarte que no seas alérgico ni hipersensible a la amoxicilina ni al ácido Clavulánico.

Si sufre de diabetes o sospecha del mismo, use Clinistix o TesTape para determinar el nivel de azúcar en orina mientras toma el medicamento.